Un niño de 13 años, herido en una carga policial en Tarragona


21 detenidos y 29 heridos durante los disturbios en el entorno de Neptuno
Tras la manifestación multitudinaria que este miércoles recorrió el centro de Madrid, el entorno del Congreso de los Diputados fue de nuevo el escenario de una batalla campal entre la policía y varios grupos de radicales que, coincidiendo con una nueva convocatoria del movimiento 25-S Rodea el Congreso, comenzaron a lanzar botellas y otros objetos contra los agentes tras derribar algunas de las vallas que protegían el entorno de la fuente de Neptuno.
Los antidisturbios respondieron con cargas, botes de humo y salvas para tratar de dispersar a los manifestantes, que primero se repartieron por el bulevar cercano al Museo del Prado y el jardín Botánico y posteriormente avanzaron en grupos dispersos por las inmediaciones de la estación de Atocha. La persecución, que se prolongó durante cerca de dos horas, dejó un rastro de contenedores ardiendo por la calzada y destrozos en mobiliario urbano como semáforos, bancos y marquesinas.
Durante los incidentes, en los que hubo 29 heridos (nueve de ellos policías) fueron practicadas 21 detenciones. El despliegue de policía, sumando agentes y vehículos especiales, era uno de los más numerosos que se han realizado en esta zona. Debido a los fuegos intencionados, también fueron movilizadas varias unidades de bomberos de la capital para sofocar las llamas.
En el tramo entre la plaza de Neptuno, próxima al Congreso, y Atocha se registraron no solo fuegos intencionados de contenedores y papeleras. También quedó parcialmente destruido por las llamas el separador que delimita el carril bus, conocido popularmente como aleta de tiburón. La combustión del plástico provocó una densa humareda y un intenso mal olor perceptible a lo largo de varias manzanas. Los alborotadores, aparentemente organizados, reventaron a su paso la luna de una sucursal del Banco Santander en la zona de Santa María de la Cabeza, un concesionario de automóvil y un supermercado de la cadena Dia. También resultó destrozado un local de la cadena KFC que llevaba en funcionamiento una semana.
Despejada de alborotadores el área próxima al Congreso (en esos momentos vacío), los concentrados que permanecieron al lado de las vallas secundaron pacíficamente la vigilia prevista por el movimiento 25-S para manifestar el rechazo a las políticas del Gobierno.

http://elpais.com/

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s